Características de la luz que influyen en las plantas.

La luz es en definitiva una forma de energía que las plantas aprovechan para el desarrollo de su vida.
Los aspectos de la luz que nos interesesan para el cultivo de nuestras plantas son:
♥ El espectro lumínico.
♥ La temperatura del color.
♥ La intensidad.

EL ESPECTRO LUMÍNICO.

La luz puede tomar distintos niveles de energía que se representan por distintas longitudes de onda, estas longitudes de onda se miden en nanómetros.El ojo humano percibe longitudes de onda (o niveles de energía de la luz), comprendidos entre 350 nanómetros y 750 nanómetros. La luz ultravioleta, por ejemplo, tiene una longitud de onda inferior a 350 nanómetros, es por ello que no la vemos.Las plantas perciben aproximadamente las mismas longitudes de onda. Ahora bien, no la perciben de la misma forma.Las personas vemos mejor las longitudes de onda entre 500 y 600 nanómetros, mientras que las plantas aprovechan para su crecimiento y floración longitudes de onda entre 400 y 500 nanómetros y 600 y 750 nanómetros.

TEMPERATURA DEL COLOR

  • Utilizamos los Kelvin (no grados kelvin), para indicar el color de la luz.Esta es una medida relativa ya que viene determinada por la temperatura a la que hay que calentar un cuerpo negro para que emita un cierto color de luz. Así, por ejemplo, si calentamos este cuerpo negro a 1.700 kelvin, obtendríamos una luz de color anaranjado. Si aumentamos los kelvin a 10.000, la luz que observaríamos coincidiría en el espectro con la longitud de onda azul.Llamamos curiosamente luz cálida (amarillo-rojiza) a la de menos kelvin y luz fría (blanco-azulada) a la de mas kelvin.Las plantas necesitan para su propagación luz con un color muy blanco, por lo que elegiremos bombillas con alta medida kelvin, alrrededor de 14.000 kelvin. Para el crecimiento, necesitan luz blanco-azulada, por lo que es interesante tener bombillas con un color de luz medio, de unos 6.500 kelvin. Para la floración, las plantas usan la luz de color anaranjado, es decir, depocos kelvin, alrrededor de 2.500.Para que os hagáis una idea de la temperatura de color de luces conocidas, os adjunto esta tabla:

    1700 K: Luz de una cerilla

    1850 K: Luz de vela

    2800 K: Luz incandescente o de tungsteno (iluminación doméstica convencional)

    3200 K: tungsteno (iluminación profesional)

    5500 K: Luz de día,flash electrónico (aproximado)

    5770 K: Temperatura de color de la luz del sol pura

    6420 K: Lámpara xenon.

    9300 K: Pantalla de televisión convencional (CRT)

    28000 – 30000 K: Relámpago

  • LA INTENSIDADEs la cantidad de luz que emite un cuerpo. Su unidad es la candela (cd) o el lumen (lm). Viene a ser la intensidad de luz que da una vela a un metro de distancia del objeto medidor o perceptor (el ojo humano en este caso).
    Para que podamos valorar realmente la intensidad lumínica, debemos tener en cuenta la distancia a la que está el foco de luz y la superficie que ilumina. Para ello usamos como medida los lux, que son lúmenes o candelas por metro cuadrado iluminado.
    Un lux equivale a +/- 10 lúmenes por metro cuadrado. Es decir si queremos iluminar un metro cuadrado de superficie situando la fuente de luz a un metro de distancia de la superficie, deberíamos encender 10 velas (10 candelas o lúmenes).
    Para que os hagáis una idea, una bombilla incandescente (de las de toda la vida que tenemos en casa), tiene 100w y emite aproximadamente 1.000 lúmenes, mientras que una bombilla de vapor de sodio de la misma potencia tiene una intensidad lumínica de 15.000 lúmenes. Esto quiere decir que la bombilla de casa tiene 100 lux y que con ella podríamos iluminar 100 metros cuadrados de superficie con la misma intensidad de luz que daría una vela en un metro cuadrado.
    Sin embargo, la intensidad de luz que percibiríamos en 100 metros cuadrados con una bombilla de vapor de sodio sería 15 veces superior (como si hubiéramos encendido 15 velas en un metro cuadrado.
    Pero cuidado con la intensidad de la luz porque tiene un factor clave que no actúa como cabría esperar: la distancia entre el foco emisor y la superficie a iluminar. Sería de esperar que si en lugar de poner un foco de luz a un metro de distancia del objeto a iluminar lo pusiéramos a dos metros, la intensidad de la luz se redujera a la mitad, ya que estaría más lejos. Pues no es así, efectivamente la intensidad de la luz se reduce, pero no a la mitad sino a una cuarta parte.
    Esta es una ley de la física conocida como “Ley de la inversa del cuadrado” y viene determinada por la siguiente fórmula:
    Intensidad de luz= Intensidad de luz inicial/distancia².
    Es decir, si tenemos una fuente de luz de 1000 lúmenes y nos ponemos a leer un libro a un metro de distancia, la intensidad de luz que recibiremos será de 1000 lux, pero si nos colocamos a dos metros, la intensidad será de 250 lux, mientras que colocándonos a 3 metros recibiremos tan solo 111 lux (1000/3²).
    ¡Tener esto muy en cuenta a la hora de situar vuestras bombillas a una u otra distancia de vuestras plantas dentro de vuestros cultivos de interior!

About The Growshop Woman

The Growshop Woman, editora de Juanablog.