Cómo medir el pH

Existen varios métodos para medir el pH de una disolución:

  • Tiras de papel reactivo
  • Fenolftaleína o kits de medición de pH en gotas. (pH test kit)
  • Medidor electrónico.

Los dos primeros, son económicos, pero imprecisos. Úsalos mientras tu bolsillo se recupera para poder comprarte un medidor de pH electrónico.

Para usar las tiras de papel reactivo o tornasol, toma en un vaso, una muestra de agua con la que vas a regar tus plantas después de haberle añadido los fertilizantes. Introduce una tira de papel reactivo y espera unos segundos. A continuación saca la tira del líquido y compara el color que ha tomado con la tabla que adjunta el envase de las tiras. Por comparación de colores podrás identificar el pH de tu disolución.
El inconveniente principal de este método es que algunos fertilizantes que incluyen colorantes distorsionan el color final de la tira de papel.

La fenolftaleina en un compuesto químico orgánico que se utiliza como componente básico de los kits de medición de ph en gotas. Para usarlos tienes que tomar una muestra de tu agua de riego tras haber disuelto los fertilizantes, en el tubo que adjunta el kit. Añádele una o dos gotas del líquido medidor y agita durante unos segundos. El líquido del interior del tubito habrá cambiado de color. Compáralo ahora con la tabla que adjunta el kit y determina tu pH.

Los medidores de pH electrónicos, basan su funcionamiento en dos electrodos que funcionan como una pila química. Detectan una señal eléctrica generada por los iones H+. Son cómodos y sencillos de utilizar ya que sólo hay que introducir su base (en dónde está situado el electrodo) en tu agua de riego en la que previamente has disuelto los fertilizantes y observar la pantalla digital que te muestra el pH exacto en números.

Los medidores electrónicos, requieren de unos cuidados mínimos para su mantenimiento:

  1. No tocar nunca con nada los electrodos.
  2. El electrodo debe conservarse siempre húmedo. Para ello usaremos unas gotitas de solución de mantenimiento en la capucha que lo protege. No poner nunca agua destilada u osmotizada.
  3. El electrodo es una pila química, por lo que tiene una vida útil de 1 a 2 años. Tras este tiempo, es conveniente reemplazar el electrodo viejo por uno nuevo. La mayoría de marcas de medidores electrónicos disponen de electrodos de recambio.
  4. Calibración periódica (cada 2 meses).

The Growshop Woman
RAM

About The Growshop Woman

The Growshop Woman, editora de Juanablog.