Horas de luz solar 2011

¿Porqué podría interesarnos saber de cuántas horas de luz solar disponemos al día?
Para aumentar el número de nuestras cosechas, para reducir la factura de la electricidad, para controlar el tamaño de nuestras plantas de marihuana y para disfrutar de nuestras vacaciones, entre otras razones.

Para empezar, todos sabemos que la planta de cannabis crece en exterior mientras los días alargan, es decir cuando el día siguiente tiene más horas de luz que el anterior. Esto sucede en nuestro hemisferio, +/- desde el 21 de diciembre hasta el 21 de junio. Naturalmente no plantaremos en exterior en pleno enero, ya que por un lado las temperaturas acabarían con nuestras plantitas en una fría noche de invierno, en la mayoría de provincias españolas. Y por otro lado porque la intensidad del sol y el número de horas que luce sobre el horizonte no es suficiente hasta bien entrado abril.Por esta razón plantamos en exterior (dependiendo de la región en que vivamos) desde marzo hasta mediados de junio.
Si plantamos en abril, por ejemplo, nuestra marihuana estará creciendo alrrededor de dos meses y medio, hasta que, a partir del  21 de junio, empiece a detectar que los días acortan, y active su proceso de floración. Las preflores no empezarán a ser evidentes hasta bien entrado julio. A partir de este momento, nuestros cogollitos engordarán hasta que a finales de septiembre o primeros de octubre podamos cosechar.

Si queremos una planta enorme, plantaremos en marzo o abril, con lo que nuestro cannabis tendrá mucho tiempo para crecer. Si queremos una planta de tamaño mediano, podemos hacerlo en mayo. Y si lo que buscamos es una planta discreta, podemos sembrar la última semana de mayo o la primera de junio, con lo que nuestra planta tendrá un mes escaso de crecimiento, tras el cual empezará a florecer.

Hasta aquí, el proceso natural… pero podemos jugar con la naturaleza y con nuestro invernadero o armario de interior, suplementando o acortando las horas de luz natural con la luz artificial que podemos controlar a nuestro antojo. De esta forma tendremos varias cosechas en la misma temporada.
Por ejemplo, sembramos en abril unas semillas de plantas autoflorecientes en exterior, las cuales estarán listas en unos dos meses y medio. Cosecharemos a mediados de junio.(1 cosecha).
Mientras tanto, hacia finales de mayo germinamos unas semillas en nuestro armario de interior a 18 horas de luz y las sacamos a nuestra terraza o balcón hacia mediados de junio (justo cuando hemos cortado las autoflorecientes), ya que las horas de luz solar serán sólo 14 e irán decreciendo, la planta recibirá la información de florecer de inmediato ya que ella viene de 18 horas de luz. La reducción de tiempo de luz provocará una floración rapidísima con una intensidad solar máxima (estaremos en julio) con lo cual la cosecha se acelerará y podremos recolectar antes de que las lluvias de septiembre den al traste con nuestras flores.(2 cosechas).
En julio y en agosto, podemos germinar unas semillas en nuestro interior con una bombilla de bajo consumo. Este tipo de iluminación nos permitirá un crecimiento óptimo sin calor adicional ya que se trata de luz fría. Después de un mes en crecimiento de interior sacamos nuestras plantas para que reciban luz solar, que a estas alturas ya serán del orden de 12 horas: perfecto para que inicien una bonita floración y podamos recoger nuestros cogollos a finales de septiembre. (3 cosechas).
Si aún no tenemos suficiente, mientras nuestras primeras autoflorecientes están tomando el sol exterior en el mes de abril, germinaremos unas semillas en el interior y las mantendremos en crecimiento un mes. En mayo, las sacaremos al exterior con la precaución de meterlas y sacarlas todos los días a las mismas horas, de tal forma que sólo reciban 12 horas de luz solar exactamente. Por ejemplo podemos sacar las plantas a las 9 de la mañana y guardarlas en una habitación oscura a las 9 de la noche. A mediados de julio tendremos una nueva cosecha. (4 cosechas)

Como veis, las combinaciones entre abril y octubre son múltiples y podeís acomodar las cosechas a vuestra conveniencia.
Si os vais de vacaciones en junio, germinar y vegetar las plantas en interior en julio y a florecer en exterior en agosto y septiembre.
Si las vacaciones os tocan en julio, no hay problema, germinar y vegetar en interior en abril y dedicaros en mayo y junio a meter y sacar tiestos para que reciban sólo 11 ó 12 horas de sol.
Si las vacaciones las tenéis en agosto, tres cuartos de los mismo, vegetar en mayo y hacer la operación “entrada y salida al exterior” de las macetas en junio y julio, cuando volváis en septiembre os encontraréis la cosecha seca y a punto.

Os dejo una tabla con las horas de luz solar desde abril hasta octubre para que podais montaros vuestra agenda. Sólo recordar que las plantas de marihuana crecen cuando el día crece y florecen cuando el día decrece.
La tabla adjunta está elaborada para la ciudad de Madrid. Si vives muy al norte o muy al sur de la capital puedes observar ligeras variaciones que no serán demasiado relevantes.

 

 

 

 

About The Growshop Woman

The Growshop Woman, editora de Juanablog.